ERPs y educación

Ventajas y desventajas de aplicaciones ERP para centros formativos

El sector educativo es quizá uno de los que más han acusado el cambio tecnológico de los últimos años. Es por ello que los conceptos de aplicaciones ERP y educación han sido relacionados desde tiempo atrás. Pero, ¿qué beneficios se desprenden del uso de sistemas ERP en el sector educativo? 

  • Reducción de costos: En contra de lo que pudiese parecer, al realizar una inversión en un programa ERP, se está ahorrando en tiempo a medio-largo plazo para la realización de gestiones administrativas, etc. 
  • Seguridad de los datos: Los datos se almacenan en los servidores del ERP (sea en el cloud o en servidores físicos) y se realizan backups periódicos que garantizan la mejor preservación de los datos del centro.
  • Mejoras en la automatización administrativa: Aumento generalizado en la eficiencia de las gestiones administrativas más usuales en centros formativos (matriculaciones, pago de cuotas, etc.). 
  • Reducción del tiempo invertido por los profesores en control de asistencia y asignación de notas: Porque la prioridad de los centros de formación debe ser, precisamente, la educación. 
  • Información mejor organizada: Usando un ERP se consigue organizar toda la información del centro de una forma sencilla y accesible. 

Sin embargo, los sistemas ERP conllevan una serie de inconvenientes que es recomendable tener en cuenta antes de lanzarse a su implantación en un centro educativo: 

  • Todo sistema ERP conlleva una inversion, tanto económica como de tiempo, para su implementación, personalización e inserción de datos. Por tanto, es interesante valorar estos aspectos antes de tomar la decisión de empezar a trabajar con un ERP.
  • Quizá no sea fácil entender el funcionamiento de un programa ERP en un principio, es por esto que los usuarios deberán invertir bastante tiempo para utilizarlos con eficacia y soltura. 

Es por esto que lo recomendado es estudiar el caso concreto de cada centro, analizar sus necesidades reales junto con las posibilidades tanto económicas, como de recursos, con la finalidad de asegurar que un paso tan importante y significativo en la forma de trabajo del centro se haga con todas las garantías posibles de éxito en la implantación de un ERP y abrir así una nueva etapa para la evolución tecnológica del centro.